Introduce la palabra y pulsa intro

Cerrar
Wishlist
0

Historia del calzado en Elda

0 Comentarios

La ciudad de Elda no puede desligarse de la industria del zapato, que la identifica y la describe. Tal es su importancia que, popularmente, el valle donde está enclavada nuestra ciudad también se le conoce popularmente como “El Valle del Zapato”.

En Paco Gil nos sentimos muy orgullosos en formar parte de esta historia del calzado en nuestra ciudad de Elda y en haber contribuido, de forma decisiva, en dar a conocer internacionalmente el buen hacer de nuestra industria zapatera y nuestros diseños exclusivos por todo el mundo.

Antes del calzado, el esparto.

En los montes de alrededor de Elda es muy abundante el esparto, unas fibras que se obtienen de diversas plantas silvestres que abundan en amplias zonas cercanas al Mar Mediterráneo. Su abundancia propició que se elaboraran productos artesanales, hechos con fibra de esparto, como parte de la economía de los alrededores.

Entre los siglos XVIII y XIX el sector se fue profesionalizando, dotándose de una infraestructura industrial que generaba alpargatas, cestas, cuerdas, felpudos,… pero sobre todo esparto majado. El esparto majado se dejaba una veintena de días en agua para, al secarlo, que estuviera más suave y fuera más fácil poder trabajar con él.

De las alborgas al calzado de piel.

En Elda a las alpargatas de esparto se les conocía con el particular nombre de “alborgas”. Pero la posterior industrialización de la ciudad no vino por una evolución en la fabricación de este tipo tosco de alpargatas. A mitad del siglo XIX surgen por toda la ciudad pequeños talleres artesanos que manufacturaban calzado de piel, mucho más moderno, mucho más cómodo y confortable, y sobre todo mucho más duradero que el fabricado con esparto. Son los conocidos “zapatero de silla”, que vendían su propio producto, ellos mismos, en las ferias de las poblaciones cercanas.

Al empezar el siglo XX, llegó a la ciudad de Elda la electricidad. Las fábricas se especializan, dividen su trabajo en partes más pequeñas para ser más eficientes, incorporan el trabajo en cadena y la mecanización. En todos estos avances, tuvo mucha importancia la máquina de coser Singer.

Máquina de coser Singer

En 1960 se organiza la Feria Internacional del Calzado e Industrias Afines. Y, coincidiendo en el tiempo, también la Cooperativa de la Industria del Calzado, predecesora de “Elda Exportadora” que, impulsó la vocación internacional de la industria del calzado. Con la creación del Centro Promotor de Exportaciones (CEPEX) y el INESCOP (Instituto Español del Calzado y Conexas), la industria zapatera recibió el impulso definitivo que consolidó a Elda como la capital zapatera por excelencia.

El Museo del Calzado “José María Amat Amer”.

En 1992 se constituyó en Elda el Museo del Calzado José María Amat Amer, referente en toda Europa dedicado en su totalidad al calzado. Sus actuales instalaciones fueron inaguradas el 4 de febrero de 1999, y anualmente organizan el “Premio a la mujer Mejor Calzada de España”.

Categorias: Elda

Related Posts

You may also like…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Newsletter

Suscríbete a nuestro boletín y no te pierdas ninguna de nuestras ofertas, sorteos y descuentos exclusivos.

Además consigue tu cupón de descuento para tu próxima compra.

× ¿Cómo puedo ayudarte?